Como introducir otro Gato en casa

As adoptado a un nuevo gatito pero parece que a tu anterior gato no le cae muy bien? Es normal, estas introduciendo a un "extraño" y el esta protegiendo su territorio. Si te encuentras en esta situación y no sabes que hacer te vamos a explicar paso a paso como introducir un nuevo gatito en casa sin problemas!

Como introducir otro Gato en casa

Cuando decides adoptar un nuevo gato, normalmente es más emocionante para ti y tu familia que para el gato que ya tienes en tu hogar. Eso se debe principalmente a que la mayoría de los felinos son solitarios por naturaleza y muy territoriales, y es por ello que necesitan tiempo para acostumbrarse el uno al otro antes de que haya una confrontación cara a cara.

La presentación de los gatos entre sí  básicamente dependerá de la forma de ser de ambos y es importante saber que cuando presentas un gato nuevo a tu gato actual, siempre debes afianzar el amor que le tienes a tu mascota actual brindándole mucho amor y atención, ya que esto lo ayudará a darse cuenta de que NO lo están reemplazando, esto será indispensable para el bienestar del nuevo gato y la felicidad de tu gato actual.

Saber escoger el nuevo compañero de tu gato

Todo comienza incluso antes de que traigas un gato nuevo a casa, eligiendo la mascota adecuada para tu hogar, los gatos que anteriormente vivían con otros gatos son más propensos a llevarse bien con otras mascotas. También debes procurar que tu nuevo gato tenga un temperamento similar al que tienes en casa.

Los niveles de energía pueden ser mejor indicador que la edad, por ejemplo: si a tu gato le gusta jugar, consigue otro gato juguetón, si tu gato prefiere estar solo todo el día, es mejor que adoptes un gato que tenga hábitos similares. Un joven gatito o adolescente posiblemente no es una buena idea para un hogar con un gato viejo o gruñón.

Algunas características a considerar podrían ser:

  • Edad: Un gato de edad afín a tu gato residente puede ser la mejor opción a uno que es mucho más joven o mucho más viejo.
  • Conducta: Considera la personalidad de tu mascota, si tienes un gato tímido, lo más seguro es que se sentiría mejor con un gato relajado, tranquilo y meloso. Un gato dominante probablemente esté bien con un gato más tranquilo y seguro de sí mismo. Aunque si eres de los afortunados que tiene uno de esos gatos que aman a todos, seguramente se lleve bien con un gato de cualquier personalidad.
  • La conducta y la personalidad pueden ser difíciles de detectar si el gato se encuentra  en un refugio, ya que allí están estresados por el entorno y no mostrarán su verdadera personalidad hasta que hayan estado en un nuevo hogar durante varias semanas e incluso años.
  • Tamaño: Esto puede marcar la diferencia, fundamentalmente si tu gato es  dominante. Trata de elegir un gato del mismo tamaño o un poco más pequeño que él.

Consejos para se conozcan los gatos

Ha continuación te vamos a explicar la forma más optima para que tus gatos se lleven bien sin que hayan heridos de por medio, una mala forma de presentarse podría acarrear problemas a la larga.

Primero hay que separarlos para evitar problemas

Inclusive si el gato que estás adoptando consideras que es bueno con otros gatos, siempre existe la posibilidad de que surjan problemas al presentarlos entre sí. Deberás  elegir un área o una habitación para el nuevo integrante, lejos de tu mascota existente; lo mejor es elegir un área que su gato  no use mucho y que se encuentre libre. El gatito nuevo se debe ubicar en esa habitación con su  cama, caja de arena, juguetes y comida. 

Esta habitación segura le permite a tu gatito nuevo acostumbrarse a los sonidos y olores de tu hogar y le permite a tu gato residente acostumbrarse a los olores de otro gatito. Sería conveniente mantener al gatito en la habitación segura durante 1 a 2 semanas. Tiempo necesario para que el gatito adopte el olor de su nuevo hogar.

Reconociendo los olores

Cuando tu gato se frota contra una pared, silla o pierna, produce feromonas, que son sustancias químicas que pueden ayudar a aliviar la ansiedad y proporcionar información sobre el gato que las está produciendo. Es por esta razón que inicialmente, debes dejar que tu gato residente huela debajo de la puerta.

Puedes alimentar a los dos gatos a cada lado de la puerta cerrada de esta habitación; esto les ayuda a asociar algo agradable con el olor del otro.  Si los gatos se muestran calmados con este proceso, puedes usar un tope de puerta para mantener la puerta entreabierta, justo el espacio suficiente para permitir que los animales se vean pero no lo suficiente como para molestarse.

También puedes intercambiar las mantas o  camas entre tu gato nuevo y el gato residente para que se acostumbren al aroma del otro o frota una toalla sobre alguno y ponla debajo del plato de comida del otro animal, esto hará que asocien el olor del otro con la agradable experiencia de comer.

El momento de conocerse

Si se precipitan las reuniones iniciales o si se les permite a los gatos pelear o perseguirse, pueden surgir graves problemas que luego serán imposibles de solucionar.

Elija un espacio que sea neutral para ambos y asegúrese de que los gatos tengan fácil acceso a áreas seguras,  asegúrese de que haya mucha distancia entre ellos al principio. 

Se puede colocar una puerta para bebé en la entrada de la habitación segura y permitir ambos se acerquen el uno al otro a su propio ritmo, esperamos que los dos gatos gradualmente se olfateen, si uno de los gatos parece asustado o muestra agresión, retírelo un poco y manténgalos alejados por un rato más. 

Continua intercambiando fragancias regularmente y vuelve a intentarlo al día siguiente. Con esto, deberías ver una disminución progresiva en la conducta asustadiza y los gatos deberían empezar a familiarizarse más con la presencia del otro.

Que hacer si comienzan a enfadarse

Si notas signos de un ataque progresivo (orejas aplastadas, gruñidos o ves como alguno comienza agacharse) realiza un ruido fuerte o arroja un objeto cerca para distraerlos. Si la batalla continúa, con mucho cuidado llévalos a partes separadas de la casa para calmarse. Esto podría tomar hasta 24 horas para que a los gatos se les quite el estrés.

Quizás te interese: Por que se pelean los gatos en casa

Si los gatos pelean periódicamente, lo más seguro es que tengas que iniciar el proceso de introducción y contemplar la posibilidad de solicitar consejos de un veterinario o un especialista en conducta animal.

La paciencia es esencial en este proceso

Una vez que los gatos parecen estar tranquilos al verse el uno al otro, posiblemente sea seguro presentarlos sin barreras como el transportador de mascotas y la puerta del bebé. Sobre todo no los dejes solos por lo que pudiera pasar. 

Lo mejor es que una persona sostenga al gatito nuevo y otra sostenga al gato de casa, preferible la persona con la que el gato de casa se sienta más cómodo y progresivamente ve disminuyendo la distancia entre ellos  y aumenta el tiempo que tienen para reconocerse mutuamente.

El primer día comience a una separación de 3 metro durante 5 minutos, al día siguiente intente con 2 metros de separación durante 10 minutos y así sucesivamente. Sé que suena tedioso, pero créeme, ¡vale la pena!

Hay que ser realista

Los gatos espontáneamente tienen conflictos para compartir sus cosas importantes como alimentos, áreas para dormir y lugares para ir al baño, incluso si son buenos amigos y para que su hogar sea lo más agradable posible, suministre diferentes áreas de alimentación, lugares para beber, esconderse y dormir, y asegúrese siempre de que haya más de un área para ir al baño.

Si pasan varios días y notas que tus gatos interactúan entre sí, déjalos conocer la zona a su propia velocidad. Existirá cierto nivel de control entre ellos para decidir quién es quién, allí es donde debes tener claras las expectativas que deben ser realistas y estas son que se toleren mutuamente. Si tienes suerte, es posible que realmente se gusten o se lleguen a querer el uno a al otro.

El presentar a dos gatos no es una tarea traumática, pero es hasta cierto punto delicada, ya que los gatos cuando se llegan a sentir agredidos por otro gato o cualquier otro animal o persona, pueden llegar a ser bastante agresivos. 

Si sientes que se te hace difícil hacer que ambos gatos convivan, no desesperes; así como las personas, los gatos llegan a acostumbrarse a la presencia de otros de su clase y llega un momento en que se hacen inseparables.