El Gato Bombay

Este es un gato al cual le encanta ser atendido, por lo que es recomendable que si deseas tener uno, debes tener en cuenta que deberás dedicarle mucho tiempo. El siempre va a querer estar involucrado en todas tus actividades y es por esta razón si no tienes tiempo para dedicarle mejor busca otra raza de gato que sea un poco más independiente.

Gato Bombay

El gato Bombay es un felino muy tolerante y le encanta disfrutar interactuando con las visitas que pueden llegar a casa. De igual forma se lleva de maravilla tanto con los niños, los perros y otros felinos, aunque siempre buscará la forma de ser el que mande y el centro de atención. 

Es un gato sumamente cuidadoso, por lo que de ninguna manera nunca llegará a romper una taza o jarrón, aun cuando esto se encuentre en el borde de una mesa o repisa. No obstante, esto dependerá de ti como dueño, pues deberás entrenarlo desde el primer momento en que llegue a tu casa.

Aun cuando se destaca por su fuerte carácter, de tendencia a ser dominantes, el Bombay es un gato muy comunicativo. Tiende a llevársela muy bien con otros gatos y/o perros que pueda haber en casa y nunca se verá confundido por la presencia de ninguno de éstos. Y si estos llegan a aparecer en la casa después de él, ellos tendrán que comenzar por cumplir son sus reglas, aun que siempre ofrecerán su hospitalidad.

A pesar de que ostenta un aspecto depredador, pues parece una pequeña pantera, tiene una personalidad muy comunicativa y le encanta ser abrazado y acariciado. Suelen tener un alto nivel de socialización y aunque llegar a amar a todos los miembros del grupo familiar, siempre se apegan a uno en especial. 

Generalmente llegan a ser muy activos y juguetones, pero en realidad su personalidad y temperamento vienen siendo una mezcla de sobriedad y tranquilidad. Y aun que es una mascota afectuosa y leal, no esperes que obedezca algunas órdenes, y menos que te lleve el periódico. 

Estos gatos son musculosos y de tamaño medio, pareciendo una pantera miniatura (que era la intención cuando se crearon). Su ojos son grandes de color cobre y oro y están bastante separados. Su cabeza es redonda y tiene orejas medianas que ligeramente se inclinan hacia adelante. Es un gato de pelaje corto y brillante color negro. Pesan entre 6 y 12 libras, aunque los machos pueden llegar a ser mucho más grandes y tienen un promedio de vida de 15 años o más.

La historia del Gato Bombay

El Bombay tiene una apariencia muy exótica y personalidad misteriosa. Cuando lo miras directamente a los ojos puedes llegar a sentir una experiencia casi sobrenatural razón por la cual fue llamado de esta manera por la exótica ciudad portuaria de la India, es la consecuencia del cruce realizado entre el sable birmano y el negro de pelo corto americano, logrando lo que se esperaba, que pareciera una pantera negra en miniatura. 

Este gato es una de las tantas razas que han sido creadas por el hombre, con la idea de encontrar una versión en miniatura de un gato salvaje, siendo la versión miniatura de la pantera negra.  Para llegar a la concepción de este gato, los criadores ingleses cruzaron el Birmania con gatos domésticos negros y los estadounidenses al sable birmano con los gatos negros de pelo corto de dicho país. 

El objetivo principal de los criadores era crear un gato negro con porte elegante y brillante con un cuerpo musculoso y con un temperamento amable. Y después de cuatro generaciones lo lograron, crearon  una verdadera pantera pequeña con un pelaje negro como la seda.

Aun cuando son parientes, entre los gatos Bombay y Birmania existen algunas diferencias que se llegan a notar inmediatamente, por ejemplo: el cuerpo del Bombay es más grande y sus patas son más fuertes y pesadas. Además de esto, el Bombay se destaca por la coloración de su pelaje que viene siendo negro grueso y sedoso. 

Paralelamente a ello, los gatos tienen un gen recesivo, que aparece en su color denominado "zibelina". Es así como al criar dos especies de color negro, los cachorritos pueden nacer con colorante zibelina, pero no es típico de la raza, lo cual vino a convertirse en el problema principal al momento de la cría.

Tuvieron que pasar más de 20 años para que la raza del Bombay fuera reconocida por las federaciones de gatos europeas y estadounidenses, esto ocurrió en 1976.  Siendo en 1978 cuando la Asociación de Criadores de Cachorros, le otorgó el pleno reconocimiento. Actualmente el Bombay es una raza reconocida por todas las asociaciones de gatos.

Características del Gato Bombay

Existen algunas diferencias entre el Bombay americano y el británico. El americano tiene los ojos amarillos o naranja, siendo el color ideal de los ojos el color cobre que era la característica que se buscaba cuando fue creada la raza. Ahora el Bombay británico puede llegar a tener los ojos color amarillo, naranja o verde, lo cual es considerado una descalificación cuando son juzgados.  

Estos gatos tienen un tamaño relativamente pequeño, siendo muy musculosos pero a la vez muy ágiles y rápidos, como la mayoría de los demás gatos. Aunque no cabe la menor duda que los Bombay se caracterizan por su pelaje negro. Así que si llega a cruzarse en su camino un gato negro, lo más seguro es que sea un Bombay. 

Ellos tienen una cabeza de forma redonda y un hocico fuerte, siendo sus ojos amplios y redondos y sus oídos muy similares a los de la mayoría de los gatos, medianos y redondeados en la parte de arriba.

Personalidad del Gato Bombay

Aun cuando le gusta ser el centro de atención y es sumamente curioso, el Bombay es un gato muy tranquilo y que llega a adaptarse al hogar, no importa su tipo, incluso se adapta a los perros y los niños, no es exactamente igual con otros gatos, pues estos deben estar completamente dispuestos a ser sometidos a su autoridad y reconocerlos como el gato superior, es decir, el que manda.

Es un gato que ama a las personas y hasta pueden llegar a ser comunicativos, regalándote un maullido de buenos días o quizás para que le pongas el desayuno. El Bombay puede aprender a hacer trucos y a usar correa si es que deseas sacarlo de paseo, pero debes tener en cuenta que no es un gato muy activo, por lo cual no es aconsejable que lo desgastes con exigencias de juego.

Los gatitos Bombay son muy simpáticos con todos, tanto, que se subirán siempre que puedan a tu regazo y se estiraran asta conseguir que dejes lo que estés haciendo y le prestes atención. Sin embargo, a medida que crecen, van volviéndose gatos más tranquilos y por así decirlo, "pasotas", dejaran de interactuar contigo para pasar a una posición de solo mirarte preguntándose:"que estará haciendo este humano?".

Aunque no lo parezca el Bombay llega a depender mucho de sus dueños y necesitan su compañerismo, por lo que no es buena idea dejarlo solo en la casa, pues llegan a sentirse solos y se deprimen. Es por esto que no es recomendable dejarlo mucho tiempo solo, ya que aparte de que esto hace que se sienta triste, puede hacer que adquiera un comportamiento destructivo.

Eso no quiere decir que no lo puedas dejar solo de vez en cuando, pero no es recomendable hacerlo un hábito. Pero si llegas a tener la necesidad de dejarlo solo en casa, debes asegurarte de que tenga juguetes con los cuales pueda entretenerse, así como que tenga un puesto para rascarse ya que esto lo ayudará a evitar o reducir los comportamientos inadecuados. 

Es un gato que se entretiene fácilmente, y lo puedes mantener ocupado dándole una bolsa de papel o una botella de agua de plástico, así como un juguete. Puedes llegar a encontrarlo bajo las sábanas de la cama a la hora de dormir. 

La raza bombay es muy inteligente y te aconsejamos que lo desafíes manteniéndolo interesado dándole juguetes y enseñándole algunos trucos, lo cual deberás (cuando aprenda a usarlos), recompensar con alguna golosina o croqueta. 

Se ha podido comprobar que puede fácilmente aprender a abrir las puertas, subirse a los estantes de la nevera, así como a encender la computadora o el televisor, el cual pueden quedarse viendo durante muchas horas. Es por esto que aun cuando sufren de soledad, nunca se aburren. A cualquier edad, les encanta mirar el mundo que les rodea y su lugar favorito a menudo puede convertirse en una ventana desde donde pueden observar el mundo exterior.

Pueden cambiar sus tonos de voz y emitir diferentes sonidos, sin embargo, lo más importante es que reaccionan con cada frase de su propietario.

Te recomendamos que al momento de adquirir un Bombay, elijas un gatito que provenga de un criador que se dedique a la cría de camadas en el hogar y los maneje desde muy temprana edad. Así como debes llegar a conocer a los padres para que estés seguro que tenga un temperamento agradable.

Cuidados de la Raza Bombay

Resulta bastante fácil cuidar la piel del Bombay y no te consumirá mucho tiempo. Tomando en cuenta que este es un gato que le encanta ser acariciado, compra una manopla de goma especial para cepillarle su pelaje y hacer que ésta luzca brillante y bien arreglado. 

Rara vez es necesario bañarlo y su pelaje los puedes cuidar de manera fácil con cepillarlo o frotarlo semanalmente con una gamuza para así poder eliminarle el pelo muerto y abrillantar el pelaje, logrando de esta forma dar un brillo más intenso al mismo.

Si vas a bañarlo debes hacerlo solamente una vez al mes con un champú especial para gatos. 

Debido a que sus ojos pueden llorar en exceso, usa una bolita de algodón para limpiarlos. Las lágrimas pueden ser irritantes, así que trata de limpiar la esquina de los ojos de tu gato al menos una vez al día. Usa un paño suave humedecido con agua tibia.

Los Bombays, como todos los gatos, necesitan que les limpien las orejas regularmente. Limpialas cuando notes una acumulación de cera en el interior. Pídele a tu veterinario un buen limpiador, luego usa una bola de algodón con ese limpiador para limpiar suavemente el interior de las orejas del gato.

En cuanto a los dientes, debes cepillárselos, pues unos dientes limpios son de suma importancia para mantener la buena salud de tu Bombay, es algo importante que debes tomar con regularidad. 

Debes comenzar haciendo que tu gato se acostumbre. Para esto, un par de veces al día levántale las encías y frótaselas suavemente con un dedo o con una gasa. Una vez que te asegures que tu gato está de acuerdo con esto, puedes comenzar a usar el cepillo de dientes y la pasta dental especial para gatos.

Aun cuando en la mayoría de los casos, los gatos tienen su rascador o castillo, donde se pueden limar ellos mismos las uñas, a veces necesitará que se las cortes. Compra un cortauñas especial para mascotas o visita a un profesional para que haga el trabajo. Si estás pensando en esterilizar o castrar a tu Bombay, planifica esto cuando él tenga de 6 a 9 meses de edad. Ellos suelen alcanzar la madurez sexual a los 5 meses de edad.

La alimentación de la Raza Bombay

En lo que respecta a la alimentación del Bombay, debes tener en cuenta que él tiene muy buen apetito y comerá todo el día si no le llevas un control debido y podría llegar a engordar demasiado. Al Bombay adulto debe darsele comida dos veces al día, una vez en la mañana y una en la noche, con alimento seco para gatos de clase premiun. 

Procura alimentarlo con alimento para gatos de la mejor calidad, la cual deberá incluir pollo cocido, pavo o carne de res, como parte de su dieta y que compensará el contenido de proteína. De igual forma puedes incluir en su dieta verduras, granos enteros cocidos y pescado enlatado, lo cual satisfará sus necesidades de minerales, vitaminas y calorías. Siempre controlando las cantidades para evitar el exceso que puede llegar a ocasionar problemas de salud.

Como bañar a un Gato Bombay

Como se dijo anteriormente, los Bombays no requieren de mucho baño, solamente cada cuatro semanas si lo vieras necesario. No obstante si deseas darle un baño, esto no tiene mucha ciencia, pero si es cuestión de mucha paciencia, ya que puede ser que a tu gato no le guste mucho la idea.

En primer lugar prepara el terreno, es decir, tanto el cuarto de baño como los accesorios que necesitarás para llevar a cabo esta tarea. Deberás tener a mano un champú especial para gatos, el cual deberá haber sido recomendado por tu veterinario, toallas que estén limpias y secas, una pequeña esponja o paño, si tienes a la mano una regadera o en su defecto una jarra, y peine y cepillo.

En lo tocante al agua, esta debe estar a temperatura tibia, para que sea más cómodo para tu Bombay. Ahora suavemente pero con suficiente firmeza debes agarrar a tu gato por la piel que se encuentra en la base de su cuello y usando la regadera procede a humedecerlo. 

Comienza a mojarlo desde la cabeza hasta la cola y de la misma forma aplica una pequeña cantidad del champú, procediendo a pasarle suavemente la esponja hasta que haga espuma. Luego enjuágalo muy bien, evitando que puedan quedarle residuos del champú en el cuerpo. 

Exprímele el exceso de agua de su cuerpo con mucho cuidado y luego procede a envolverlo en la toalla y frótalo hasta que quede bien sequito. Si puedes y tu Bombay lo tolera, puedes usar un secador de cabello para terminar de secarlo. Ya hecho esto puedes peinarlo con el peine y el cepillo y recompénsalo por haberse portado tan bien durante su baño de espuma

Quizás necesitas algo más de ayuda o diferentes métodos para bañar a tu gato, Aquí te explicamos como bañar a un gato sin morir en el intento!

Como has podido ver el gato Bombay es una ser sumamente especial, que requiere de muchos cuidados y sobre todo de mucho amor y atención… El siempre te va a corresponder.

¿Que enfermedades puede sufrir la raza de Gatos Bombay?

El Bombay es un gato que por lo general es saludable, aunque siendo pariente del birmano se ha podido observar en él una de las enfermedades genéticas que se observan en este, es decir, el defecto craneofacial

Esta enfermedad conocida como el defecto de cabeza birmana, se puede llegar a observar rara vez en los gatos recién nacidos, los cuales pueden presentar severas deformaciones en la cabeza, siendo sacrificados de forma inmediata. Es por esta razón que una persona que decide adquirir un Bombay nunca llegará a encontrar este problema en su gato. 

Así como las personas son potencialmente herederas de enfermedades, los gatos también tienen este potencial y pueden llegar a desarrollar problemas genéticos de salud.

Aunque como se dijo al principio, el Bombay es generalmente sano, puede llegar a presentar problemas de salud como son: la miocardiopatía hipertrófica de la raza, el lloro excesivo de los ojos y la posibilidad de dificultades para respirar debido al hocico corto que tiene.

La miocardiopatía hipertrófica (MCH) es la forma más común de enfermedad cardíaca en los gatos. Esta causa engrosamiento (hipertrofia) del músculo cardíaco. Si se sospecha esta afección es recomendable realizar un ecocardiograma para confirmar si un gato la tiene. 

De igual forma se debe evitar comprar un gatito cuyos padres no hayan sido evaluados para este padecimiento y comprarle a un criador que dé las garantías necesarias de salud por escrito. 

En lo que respecta a los problemas de respiración que puede llegar a presentar debido a su hocico relativamente corto, en los casos leves puedes llegar a notar que tu gato tiene una respiración fuerte o ronca, pero en los casos severos notarás que tu Bombay respira por la boca, se cansa con facilidad y hasta puede llegar a desmayarse después de haber estado jugando

Si esto llega a ocurrir debes llevarlo de forma inmediata a su veterinario, ya que esto podría ser algo más que un problema con su respiración, como un problema cardíaco por ejemplo. Si este es el caso el médico especialista indicará los tratamientos necesarios para mejorar su condición física y de salud. 

Adicionalmente, una vez que lo tengas en casa, debes protegerlo del problema más común en los gatos: la obesidad. Esto ya que más que otros gatos, a los Bombay les encanta comer y por esto pueden llegar a engordar de más si no tienes los cuidados respectivos. Manteniendolo en un peso adecuado podrás llegar a proteger su salud en general. 

El Bombay es un gato robusto y fornido y es posible que tenga que vigilar su nutrición cuidadosamente para prevenir la obesidad, especialmente si no hace suficiente ejercicio.