El Gato Balinés

El Balinés es un gato especial, por un lado nos encontramos con un animal bonito y elegante, con porte. Por otro lado tiene un carácter fuerte y se empareja con una persona del hogar, es sociable con otras personas pero no es su punto fuerte, el tendrá a su humano preferido. Así que entre estas y muchas otras cosas, si estas pensando en adquirir a un Gato Balinés lo mejor es que leas su ficha completa y así comprender mejor su carácter y cuidados especiales!

El Gato Balinés

La historia de la raza de gato Balinés

Esta raza de gatos tiene una historia peculiar, todo comienza alrededor del año 1900, hablamos de una raza que apareció bastante temprano pero que no fue aceptada asta casi finales de los años 70.

Los padres de esta raza comenzaron aparecer a principios de 1900 como decíamos antes, son descendientes de los gatos siameses, muy parecidos físicamente pero con una distinción clara, su pelaje, el de estos era pelo largo.

Existen dos teorías sobre su aparición, unos dicen que todo fue por la Guerra Mundial donde prácticamente exterminaron a la raza siamesa y por este motivo los criadores comenzaron a cruzarlos con otras razas,a partir de esas mezclas apareció el Balinés, un gato de aspecto a siamés pero de pelo largo.

Por otro lado existen los que dicen que simplemente fue la genética, que le concedió el gen de pelaje largo, aligual que los gatos Sphynx

La verdad es que no se sabe a ciencia cierta cual de las dos versiones es la cierta, aunque tampoco nos importa mucho ya que el gato balinés a día de hoy es un gato precioso y con un carácter, que más adelante descubriremos, único.

En el año 1928 apareció por primera vez en la CFF (Federacion de criaderos de Gatos) el primer siames de pelo largo, lo que actualmente conocemos como Gato Balinés, pero nadie le presto mucho atención y no quedo reconocido. Tuvieron que pasar 20 años más aproximadamente para que los criaderos comenzaran a trabajar con esta raza en plena expansión. Pero aún así, los criaderos de siames no prestaban sus mejores camadas para que intentaran mejorar la raza, dando lugar a un balinés que no estaba bien definido en sus medidas ni tamaños.

Asta 1970, los criadores de la raza balinésa estuvieron luchando para conseguir una definición perfecta con lo que podían pero también estaban frustrados de los intentos sin éxito de conseguir una raza pura y estéticamente perfecta, aun así consiguieron mejorar mucho la raza y fue entonces cunado el CFA (Asociación de Criadores de Gatos) les dio el premio del campeonato de ese año. A partir de hay la raza empezó a proliferar y perfeccionarse asta la que conocemos hoy en día.

Características del Gato Balinés

El gato balinés es un animal de pelo medio-largo, no es comparable a el pelaje de un gato como el persa pero no lo tienen tan corto como su hermano siamés, es una de las principales diferencias.

El color de su pelaje es prácticamente heredado de su hermano de raza en tonos blancos grises y marrones, con manchas en patas cola y cara de forma difuminada que les da un aspecto bonito y estilizado.

El tamaño del gato balinés es mediano, pesando los macho entre 3 y 4 kilos y las hembras un poco menos como de costumbre, entre 2,5 y 3,5 kilos. En la cola del gato es donde se concentra la mayor cantidad de pelo siendo este más largo que en todo su cuerpo, suelen tener una cola larga y bonita destacada por su pelaje.

El tacto de su pelaje no es suave, ya que es un pelo grueso y bastante duro, pero aun asi a la vista se ve brillante.

Los gatos de esta raza se destacan por sus ojos, grandes y siempre de colores claros como el azul cielo y verdes. Las orejas también suelen ser grandes y peludas.

Por norma general los gatitos de raza balinésa suelen nacer de color blanco, pero conforme van creciendo van adoptando distintos tonos de colores en algunas zonas de su cuerpo como la cara patitas y sobre todo en su cola.

Su cara suele ser alargada y en forma triangular.